Tendencias en decoración para espacios sociales

La cocina dejó de ser un espacio para esconder. Esta hoy se moderniza con colores y diseños convirtiéndola en un lugar digno de mostrar y donde cocinar se vuelve divertido, fácil y práctico.

Las cocinas de las abuelas y mamás se renovaron dejando atrás lo clásico y tradicional. El diseño, forma y espacio han cambiado, incluso los detalles como los utensilios y electrodomésticos. Todo hace parte de un conjunto que no se caracteriza por ser aburrido.

Que sea funcional es lo que se está buscando en las cocinas actuales. Se han convertido en un lugar central en el hogar, ideal para compartir momentos en familia o con amigos.

“Las personas quieren romper con la monotonía de esos espacios con colores y diseños llamativos. Se busca que cada acabado y accesorio quede a la vista de los invitados”, cuenta Jennifer Briceño, administradora de Q Design Store.

Una modalidad que ha venido atrapando a los mobiliarios colombianos son los espacios abiertos. La cocina se ha convertido en un punto focal de la tendencia mundial de los ambientes loft, que no están limitados por paredes ni estantes. No hay un cuarto donde se cocine y otro donde se sirva, están integrados, lo que permite una libre comunicación entre los comensales.

“Es una decoración contemporánea casual que no es elegante sino funcional. Son ambientes aclamados por personas jóvenes que viven solas y tienen libertad en sus espacios. Están enmarcados por diseños atractivos que merecen ser mostrados; estos ambientes son posibles en casas o apartamentos pequeños”, comenta Ricardo Ávila Gómez, interiorista.

El diseño, los materiales y el colorido hacen de este espacio un eje, pero no solo por su estructura sino por los objetos que lo decoran. Ya no es difícil encontrar en el mercado productos que hacen de la cocina una labor divertida. Los utensilios ya no se dejan en gavetas, sino que se muestran para que sean apreciados. Desde un set de cuchillos hasta los mismos cubiertos tienen formas distintas con tonalidades llamativas.

Martín Santacoloma, director de mercadeo de Estibol S.A.S. afirma que los espacios de la arquitectura actual en las grandes ciudades cada vez se hacen más pequeños, el diseño logra integrar la funcionalidad con la estética haciendo que una pieza como un rallador o un secador de platos cumplan la doble función sin necesidad de esconderla dentro de la cocina.

Aunque el acero inoxidable, el vidrio y la madera son los infaltables en las cocinas, el plástico y la silicona son materiales que han incursionado con fuerza en el mercado colombiano, permitiendo que los artículos sean coloridos, resistentes al calor y antibacteriales.

Alessi, una empresa italiana desafió lo cotidiano y convirtió los artículos de menaje en piezas de arte. Esta marca aspiracional marcó el inicio de una tendencia. Distintas marcas como Pylones, Joseph y Joseph, Itala, Mayis, entre muchas más han venido incursionando en este campo del diseño en los utensilios de cocina, convirtiendo elementos simples y cotidianos en obras que decoran su hogar. Rayar frutas, guardar los condimentos o calentar agua son tareas que podrá realizar con estilo y enfrente de todos, porque el rayador, el salero y la infusora no son los tradicionales, ahora tienen diseños que cautivan por su exclusividad, pero siguen siendo funcionales no solo por sus diseños o tonos, sino por sus materiales. “Los clientes buscan artículos útiles, fáciles de usar y que le aporten un estilo moderno a su cocina, que le dé algo de qué hablar a sus invitados”, concluye Martín Santacoloma.

No solo las cocinas o los utensilios marcan una diferencia en cuanto a estilo se trata, los electrodomésticos también se están renovando e irrumpen con color. El interiorista Ricardo Ávila comenta que antes la gente no se preocupaba de que la cocina fuera bonita o tuviera diseño, lo importante era que fuera funcional, práctica y fácil de limpiar. “Ahora es importante el diseño. Los colores son relevantes y le permiten darle un protagonismo a ese espacio”, sostiene. El tiempo del blanco pasó, lo de hoy son los tonos fuertes que se vean y hagan parte de la decoración. Licuadoras, sanducheras, cafeteras, exprimidores, entre otros, no son para esconder o guardar, sino para exponer, ayudan a contrastar ambientes y a romper con la tradición. “La tendencia de los colores viene hace tres años cogiendo más fuerza, estos les dan viveza a las cocinas. Es como tener una variada exhibición”, comenta José Luis Kalil, analista ‘trade marketing’ para tiendas directas de KitchenAid.

Convenios Internacionales:

Institución Asociada a:

¿Alguna vez pensaste que podías llegar más lejos?

COMIENZA A CONSTRUIR TU VERDADERO ESTILO DE VIDA CON ESDIART